Bienestar y Amor Propio.

Más allá de una buena nutrición y actividad física constante; he descubierto que el bienestar es un ejercicio constante de re-conocimiento, un saber estar en nuestro cuerpo conscientes de quiénes somos. De nada valdrán los mejores alimentos orgánicos y una detallada rutina de ejercicios personalizada, si por dentro nos sentimos incómodas, alejadas de nuestra esencia y autenticidad; todos los esfuerzos terminarán en un intento más sin constituir un cambio permanente.

Para Bien-Estar en mí, he descubierto que al igual que en el gimnasio te crean una rutina personal donde dedicas ciertos días a cierto grupo de músculos; se requiere también incluir técnicas que te ayuden a mejorar tu autoestima y ejercitar el Self-Love: Amor propio.

Esto es, comenzar por preparar el terreno: . Dejar de esforzarte por encajar en moldes ajenos, apreciar tu belleza, talentos y dones. Todo el camino que has recorrido y te ha traído hasta aquí, más fuerte, más sabia. Y comenzar a alinear todas tus actividades hacia tu bienestar. Ser tú demostrándote amor a tí misma.

¿Quién mejor que una misma para proveerse de lo que necesita? ¿Quién mejor que tú para consentirte y hacerte sentir especial?

Crecemos aprendiendo a satisfacer nuestras necesidades por medio de otros, buscando que adivinen lo que ni siquiera nosotras mismas sabemos. Si comienzas poco a poco a descubrir quién eres, qué te gusta, cómo te gusta, qué no te gusta; comenzarás a develar los detalles de tu esencia, eso que te hace única e irrepetible. Cómoda y en armonía con tu cuerpo, amándolo tal y como es, segura y en plena consciencia; cualquier obstáculo se vuelve más fácil de enfrentar.

Pero el camino del Self-Love, del Bien-Estar no es una meta final. Es un proceso constante que requiere disciplina y compromiso contigo misma. Se va construyendo momento a momento por medio de pequeñas decisiones y pensamientos orientados hacia un sólo objetivo: Una mejor tú.

Cuando logras dar el primer paso hacia tu Bien-Estar, te das cuenta que este cambio de mentalidad hace toda la diferencia. Ya no estás estableciendo metas superficiales, ni expectativas ajenas, pues estás buscando un cambio profundo que te hace regresar a tu esencia, lejos de etiquetas y comparaciones.

Poco a poco, decisión tras decisión, vas revelando a tu verdadera yo, sintiéndote más segura en tu propia piel. Y aceptarnos tal cual somos, encontrando la belleza que escondemos tras las máscaras que socialmente aceptamos, nos acerca más a la libertad plena y con ello a la felicidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: