Re-Conociéndome en el silencio del presente.

El silencio de la meditación es indispensable en mi día a día. No sólo le brindo un espacio especial al comienzo de mi día, también busco ese silencio al realizar mis actividades diarias –primordialmente las que no me agradan mucho– procurando mantener mi atención en el presente, en el aquí y ahora.

Desde que comencé a practicarla, se ha convertido en un puente entre mi verdadero yo y la personalidad que había creado a lo largo de mi vida: Ese conjunto de etiquetas que te dicen quién eres por cómo te ven los demás y cómo quieres que te vean, pero rara vez incluyen lo que de verdad hay en tí, tu esencia. El silencio me ayuda a escucharme, a reconocerme y ahora a expresar quién soy en realidad.

Cuando vas re-conociendo tu esencia, poco a poco aprendes a amarte y te conviertes en un canal por medio del cual el amor fluye en todas direcciones y se expresa mediante dones y talentos. Es entonces cuando las horas pasan volando y tu mente se zambulle en pensamientos hilados uno tras otro, llenos de creatividad y luz. Esa eres tú en ti misma. Tu verdadera esencia expresándose en todo su esplendor.

Si seguimos el camino de lo que en realidad nos hace felices, poco a poco vamos quitando capa a capa la personalidad “creada”, las distintas máscaras que nos inventamos para interactuar con los demás, para sentir que pertenecemos. Esa voz que nos critica todo el tiempo, que nos reprocha si hicimos o no, si nos sentimos aceptadas o no, si los demás nos hacen sentir amadas o no.Toda esa paja es lo que nos hace alejarnos de lo que en realidad deseamos hacer, las pasiones, los talentos, la autenticidad, lo que nos hace brillar.

El primer paso ya lo diste, si estás leyendo esto es porque ha llegado el momento de dejar de escuchar las críticas constantes y rendirte al silencio. Espero que este espacio te ayude en el proceso, que mi camino te inspire a realizar cambios y logres poco a poco sentirte más libre, más en paz. Poco a poco, un minuto a la vez, re descubriendo tu verdadera esencia.

Comienza reconociendo este momento, intenta a lo largo del día detenerte por un instante y darte cuenta de lo que realizas, por qué lo realizas, cómo lo realizas en tu muy particular forma. Deja de escuchar por un momento todos esos pensamientos críticos. Respira profundamente. Eres tú, estás viva, expresando quién eres. Ahora, tú en ti misma. Respira de nuevo y sonríe.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑