Escucha la llamada del cambio.

Negarnos a nosotras mismas la necesidad de un cambio, de redefinir el rumbo y alinearlo a nuestro verdadero ser puede resultar en una serie de malas decisiones y experiencias negativas. Seguir con la rutina, con la comodidad y la certeza, poco a poco nos aleja de los nuevos retos que nos harán crecer y perfeccionarnos.

Entrada destacada

Blog de WordPress.com.

Subir ↑