Atrévete a crear una nueva aventura cada día.

Día a día, las redes sociales son invadidas por historias de coraje y supervivencia que hacen eco en la web llenándonos de esperanza y anhelo. Grandes hazañas de personas que se sobrepusieron a la tragedia, a limitaciones físicas o sociales y que alcanzaron sus metas con determinación, dan la vuelta al mundo inspirando a miles de personas y arrebatando sonrisas a su paso, demostrando que la humanidad no esta del todo perdida.

Motivadas por el amor a su familia, por la necesidad de autorrealización o el logro de un sueño de la infancia; todos y cada uno de esos relatos tienen algo en común: Un pequeño paso que lo inició todo.

¿Y si vemos cada día como la oportunidad de iniciar una aventura así? Dejando que el anhelo por disfrutar plenamente o realizar cambios a nuestra situación actual, poco a poco nos transforme.

Sí, la gran historia no necesariamente debe comenzar con un gran salto de fe o con un gesto de enorme coraje y valentía. Son pequeños los pasos que nos puden conducir cada día a lograr una diferencia:

  • Mira a los ojos de quienes te rodean y sonríe más.
  • Abraza inesperadamente.
  • Rompe el silencio incómodo.
  • Despierta más temprano.
  • Medita por 10 minutos.
  • Haz un pequeño cambio de camino al trabajo/escuela.
  • Entabla una breve conversación con un desconocido.
  • Desconéctate de tu celular por un momento y observa a tu alrededor.
  • Pregunta antes de suponer. Investiga.
  • Haz esa llamada/visita que postergaste.
  • Usa ese atuendo que has estado guardando.
  • Responde sinceramente, sin excusas.

Pueden parecer insignificantes, pero pequeños pasos como estos poco a poco van ayudándonos a recuperar la confianza en nosotros mismos y los demás, nos proveen de mayor seguridad y abren puertas a nuevas experiencias y formas de ver la realidad que nos rodea. Nos brindan la oportunidad de retomar el poder de decisión sobre nuestra vida, fuera de las responsabilidades y lo que debemos hacer; cotidianamente damos por sentado lo que creemos poseer, con nuestros silencios otorgamos respuestas erróneas y seguimos la corriente a eventos que no cuestionamos.

Día a día limitamos nuestra vida a una pequeña caja llamada rutina. Poco a poco se va reduciendo, alejándonos de cualquier posibilidad de cambio. Nos encerramos a nosotros mismos privándonos de la capacidad de sorprendernos y vivir auténticamente. Todo está cronometrado y el tiempo nunca es suficiente.

Atrévete a tomar una actitud distinta, con la misma determinación y valentía de esas historias inspiradoras. Puedes sorprenderte gratamente. Ya no guardes silencio, usa tu voz y pide lo que deseas. Haz que cada momento valga la pena. Camina hacia el futuro con seguridad y confianza, momento a momento, reconectándote con tu esencia.

Es tu camino, recórrelo con amor, decisión y valentía.

Que sea tu creación más bella.

Que cada día brille.

Sin arrepentimientos.

Atrévete, sólo avanza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: